C/ Escola Pia nº 34  46680 Algemesí Tel. 962 482 264

colegio.algemesi@escolapiosbetania.es

 

 

 

 

Valencià

Canonización del P. Faustino Míguez

10 de Octubre de 2017

"Mi felicidad consiste en que los demás sean felices"... son palabras suyas. En momentos históricos turbulentos, supo cuál era la opción del Evangelio : conseguir el acceso de las niñas a la Educación y la escuela".

Nació en 1831 en Xamirás, aldea de Acevedo, en el municipio de Celanova, y fue bautizado con el nombre de Manuel. Era el cuarto hijo de una familia cristiana de trabajadores. A los dieciséis años marchó para estudiar latín y humanidades y decidió dedicar su vida a la enseñanza, siguiendo el carisma de San José de Calasanz.

Ingresó en el noviciado de los escolapios en 1850 y en toma el hábito el 5 de diciembre del mismo año, tomando el nombre de Faustino de la Encarnación. Las persecuciones religiosas del gobierno de Espartero, en 1855, y el cierre de seminarios, coinciden con el final de su formación. El mismo año es ordenado diácono, y el 8 de marzo de 1856.

Fue enviado a Cuba, en la casa de los escolapios, donde se formaban buena parte de los futuros maestros de la todavía colonia española. Después del colegio de Guanabacoa (Cuba), volvió a España en 1860. Será bibliotecario del Monasterio del Escorial, e irá a los colegios de Monforte de Lemos (Lugo), donde es el rector, y al de Sanlúcar de Barrameda (1879). En ellos fue profesor de latín, historia, álgebra, geometría, retórica, geografía, agricultura, física y química, historia natural, higiene y francés. Destacó especialmente en las ciencias naturales y su didáctica. Destacan los libros de texto que dice: Nociones de historia natural, Nociones de física terrestre y Diálogos sobre las láminas de historia natural.

Se entrega a la enseñanza, convencido de que él mismo aprende continuamente, y dedica especial atención a los más pequeños y necesitados. Concibe la escuela como lugar de encuentro con Dios, y como lugar de formación de la sociedad, que sólo puede ser feliz y justa mediante la educación "la obra más noble, la más grande y la más sublime del mundo Porque Abraza a todo el hombre tal como Dios lo ha concebida ". Especial atención dedicaba a las niñas, "la parte más interesante de la sociedad, la portadora de paz, y el alma de la familia". Por lo tanto, hay que promover la educación de las niñas, entonces más abandonadas que los niños: por eso piensa de fundar una congregación que, siguiendo el carisma escolapio, se dedique preferentemente a la educación de niñas. Nace así la Congregación de Hijas de la Divina Pastora o Hermanas Calasanz, el 12 de enero de 1885.

Aparte, desarrolló una tarea científica. En Guanabacoa observó el uso tradicional que los habitantes hacían de las plantas, con el fin de curar enfermedades y males, y estudió científicamente las plantas medicinales y la fitoterapia. Al volver a la Península, el ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda le encarga en 1872 el análisis de las propiedades curativas de las aguas de la ciudad. Elabora unos preparados medicinales que son registrados en 1922 con el nombre de "especificos Miguez", origen del futuro Laboratorio Míguez, dedicados a preparados basados en las plantas medicinales y aún en activo y perteneciente a la congregación de las Hermanas Calasanz.

1888 vuelve a Getafe y se quedará hasta la muerte, durante 37 años. Jubilado como maestro, sigue su actividad científica y como director espiritual. Muere a los 94 años en Getafe, 1925.

 


Compartir:


Calendario del Mes

Noviembre 2019

LMMJVSD
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Nº Visitas: 2413699

ENLACES DESTACADOS